Chiles

Hay tantos...y tan poco tiempo para comerlos todos...¡Dios mío!

(de mi buena amiga, Karina Cachón, Cuernavaca, Morelos, México 11/xii/04)


Volver a Como México no hay dos

Volver a Español

© jfzc16/xii/04